Aquellas personas que prefieran alimentarse de vegetales y frutas antes que cualquier tipo de carne, son conocidas como vegetarianas. Pero existen diversos niveles de este tipo de compromiso, desde los más básicos en los cuales una dieta a base de cualquier tipo de hortalizas es lo predominante, hasta el radicalismo de evitar incluso, prendas de vestir productos de la piel de animales. ¿Quieres conocer más acerca de los tipos de vegetarianos?

Ovolactogetarismo.

Es el nivel más básico del vegetarianismo, es por donde todos empiezan porque lo único que evitan es la carne animal. Sin embargo pueden alimentarse de huevos, lácteos y miel, productos de mayor demanda en el mercado.

Es un peldaño en el cual muchas personas prefieren quedarse, debido que hay consumidores vegetarianos que incluso se aburren de las hortalizas y frutas, obligándose a buscar otros alimentos como queso, yogurt o dulces para satisfacer sus necesidades.

Hay que señalar que está comprobado que aquellas personas que eviten el consumo de carne y la sustituyen con otros tipos de alimentos que no contengan los niveles de nutrientes, no van a tener la misma calidad de vida; este es un factor de consideración al elegir vivir como uno u otro de los tipos de vegetarianos.

Lactovegetarianismo.

Esta persona evita no solo cualquier tipo de carne, sino también huevos. Puede consumir por su parte, miel y lácteos. Por lo general este tipo de consumidor es alguien predilecto por dulces.

La mayoría de este tipo de vegetarianos se encuentra en países como la India y en el Mediterráneo por cuestiones religiosas que le impiden alimentarse de carne animal.

Ovovegetarianismo.

Carnes y lácteos están prohibidos. Pero huevos y miel si puede este grupo de vegetarianos. Este tipo de dieta obliga a los ciudadanos a limitarse mayormente a vegetales y frutas en sus desayunos, almuerzos y cenas.

Apivegetarianismo.

Solo es capaz de consumir miel, de los productos provenientes de animales. Ya aquí estamos ante uno de los niveles más radicales del vegetarianismo. Como en el resto de los peldaños previos, predominan las vegetales, frutas y demás tipos de hortalizas en sus dietas diarias.

Vegano.

Es se lleva el premio a lo más radical pues no consume nada proveniente de animales: carnes, lácteos, miel ni huevos. Pero tampoco usa algún tipo de prenda de vestir que de una u otra forma es producida de la fauna silvestre.

Son personas que suelen estar comprometidas 100% con la defensa de los derechos de los animales, pero a su vez con quienes tienen una dieta poco saludable, siempre y cuando alternen los vegetales y frutas correctos. Se recomienda que se consuman vitaminas para contrarrestar la falta de consumo de carne, la cual contiene nutrientes vitales para el cuerpo.

Elegir el estilo de vida de cualquier tipo de vegetariano no es sólo una decisión, sino un estilo de vida en el cual se debe comprometer totalmente con tu mente y cuerpo para prepararlo para una fuente alimenticia distinta. La preservación de los animales es el camino a seguir en este movimiento, que suele estar tomado de la mano con asociaciones civiles que luchan por garantizar mejor calidad de vida a la fauna silvestre.

Expertos recomiendan que para evitar descompensaciones o enfermedades por falta de alimentos vitales, se debe llevar una vida llena de ejercicios y consumo de vitaminas, de esta forma podrás respetar tu régimen vegetariano al pie de la letra.